jueves, 27 de abril de 2006

O Chopo: tortilla a 27 euros, la especial a 30 euros

El pasado abril de 2005 asistí a la boda de un amigo celebrada en el Hotel Louxo de La Toja. Al día siguiente, toda la pandilla de amigos acabamos por alguna extraña razón en el Bar O Chopo, con la idea de comer algo ligero a base de tapitas.

La verdad es que todas las raciones eran bastante escasas, y todos quedamos con hambre, aunque en parte la culpa era nuestra, por llegar un poquito tarde, pero hasta ese punto llegaban nuestras culpas.

La persona que nos atendió a la mesa, osea la jefa, hizo exhibición de una verdadera mala educación. Pero lo peor sucedió al comprobar que por una tortilla de patatas, tamaño plato normal, de unos 25 cms de diametro nos cobró ¡¡¡27 Euros!!! y por la especial, que llevaba 4 trozos de chorizo mal puestos ¡¡30!! Pero eso no es todo, la ración de pulpo, del tamaño de una plato de un café con leche y bastante escasa a ¡¡¡10 Euros!!!

Evidentemente nos quedamos con cara de idiotas y tuvimos que pagar, pero ya sabemos a donde no volveremos a ir nunca, a no ser que cambie el propietario, claro.

20 comentarios:

Carlos dijo...

He recibido esto en mi correo, mantendré a su autor en el anonimato, a no ser que él me pida lo contrario, aunque no creo que lo haga, pues si quisiera que apareciera en el blog, él mismo lo hubiera hecho.

Espero que leas esto: Pareceme ben que fixeras una páxina para falar sobre S. Vicente do Mar, das praias, paisaxes.... O que non me parece ben, e que aproveitedes a vosa páxina para desacreditar a ninguén e menos a unha familia que vive do seu negocio, non tedes ningún dereito a pisar o traballo dos demáis. Pensades que S. Vicente do Mar e o voso "feudo" vacacional, donde ti e máis os teus acomodados amigos, vos permitides o luxo case obsceno e miserable de nombrar un estaurante no que non vos gustou o servizo nin a calidade da comida; non vou a entrar en dicir que me parece que faltades miserablemente a verdade e a dignidade da dona do local.

Pois ben amigo/os, quero dicirvos que os tempos do feudalismo e do caciquismo, por sorte xa se remataron, rematouse o tempo no que os "señoritos" de vacacións asoballaban a población local, que leva toda a puta vida traballando no mar e servindo a clientes non tan desconsiderados coma vos; como é o caso da miña familia: o mar e a hostaleria; por se aínda ó mellor pensades que vivedes na iade feudal. O único que deberiades facer é comportarvos como personas, falar co dono do establecemento e presentar o voso malestar como persoas civilizadas; pero preferístedes o escarnio e o regocixo da burla en público; mal camiño, amigos tan acomodados na vida.

Despois de tanto traballo e sacrifizo, xa estamos fartos de que cada verán que chega a "manada", comecen os destrozos, basura, defecacións nas praias, roubos, raiaduras nos coches,(e que se lle boten as culpas a xente do grove: ainos máis incivilizados ca nos). Ou, ¿solo falades do maravilloso que vos parece S. Vicente?; para que como gota que colma o vaso, teñamos que ver como una panda de "acomodados" se veñen a burlar de nos e a reventar o noso negocio familiar.

Esperemos que todos os gastos e disgustos que nos causan unha parte da población vacacional de S. Vicente, non acaben un día nunha desafortunada desgracia, porque amigos: TODO TEN UN LÍMITE.

Agardo que rectifiquedes e retiredes a basura que publicachedes en internet e si é necesario veñades a falar cos propietarios e traballadores do Chopo; como valentes, non servindovos dun ordenador para actuar coma uns cobardes.


Por mi parte, como autor del blog me guardar‚ el derecho de responder en su debido momento.

Anónimo dijo...

Ay ay ay, que aún os van a hostiar por comentar lo cara que está la tortilla...desde luego Carlitos, es que no sabes lo que cuesta la agricultura ecológica...
Si el próximo verano veis que vuestra salud peligra, os venís a Palma de Mallorca, que aquí sigue siendo igual de caro, pero con eso de que veranea el Rey le da más caché a la tortilla.

Anónimo dijo...

Recientemente he recibido un mensaje de parte del que yo supongo es el dueño, trabajador, familiar o las tres cosas del Chopo en referencia a mi artículo acerca de este establecimiento, escrito el pasado 27 de Abril de 2006.

En dicho correo electrónico se me acusaba de atentar contra la dignidad de una honrada trabajadora, de ser un cacique feudal, de formar parte de aquellos que en verano ensúcian playas, rayan coches, ensucian el monte...

Siento mucho que mi artículo haya molestado tanto a la persona que me escribió, pero tras hablar con varias de las personas que compartieron la mesa conmigo, me reafirmo en mis palabras del 27 de Abril de 2006 una por una. La persona que nos atendió fué maleducada con nosotros, la ración de pulpo era del tamaño de un platillo de taza de café, la tortilla de patatas, tamaño plato de duralex, nos costó 27 Euros, y la que llevaba chorizo costó 30.

Si decir esto te parece un insulto, "un ataque a los honrados trabajadores de la hostelería y del mar", o "una falta contra la dignidad de alguien", lo siento mucho por ti. Es mi opinión y está respaldada por unas 20 personas que estuvieron allí, ese mismo día. Por otro lado, la libertad de expresión es un derecho al que no tengo intención de renunciar, y menos porque alguien me amenaze mediante un correo electrónico.

Respecto a ir por el Chopo a hablar con sus dueños, no tengo la menor intención de hacerlo, el 10 de Abril de 2005 ya intentamos "falar cos propietarios e traballadores do Chopo" como dices tú sin resultado alguno. Así que todos nosotros decidimos alquel día no volver nunca más ni recomandarselo a nadie. Aquel día más de uno quiso solicitar la hoja de reclamaciones si bien no lo hizo porque a la dueña no se le veía mucho interés por colaborar, no teníamos ganas de esperar por la policía local, y tras el "pantagruelico banquete", el hambre apretaba, por lo que al final nos fuimos todos al Grove a comer un kebab.

Respecto a todo lo demás que viene en tu mensaje, te diré que me choca que tratando de vivir del turismo, sientas ese odio y resentimiento profundo hacia los turistas que dejas ver en tu mensaje.

En resumen: Tras el trato recibido, el precio pagado, y las amenazas por escribir una crítica negativa de un restaurante, sólo quiero añadir, que recomiendo ir a cualquier sitio en San Vicente do Mar antes que a O Chopo para ir a comer o a tomar algo.

Anónimo dijo...

buenas noches a todos los letores de sanicentedomar.com. Como afectado el dia referido, procuraré dar yo tambien un punto de vista objetivo.

En cuanto al precio y a la cantidad de comida, decir que las palabras de carlos antes de llegar a ser exageradas se quedarian cortas. Lo abonado ese dia por aquello, serviria para patrocinar una beca de investigacion en la que se pudiese analizar la psiquis de ciertos hosteleros que lanzan piedras sobre su propio tejado, es decir, que estafan veinte personas vinculadas a san vicente desde que tienen razon de ser, y que lo serán el resto de su vida por el apego particular que le tienen a la zona. Dicha zona, ya que se menciona, de increible belleza y a su vez afortuada en desgracias, como la que ocurrió cierto invierno del año 2002, y que arrastró a gente (la mayoria de la presente en dicha comida incluida)a recojer toneladas de fuel de las playas que dicen que defecamos, destrozamos y no se que más sandeces que se pueden leer por ahí.

Según leo la acusación a los "veraneantes", no encuentro más que insultos, pero en ningún momento encuentro que se niegue lo acontecido, ahora si gracias a dios que como acomodado amigo de Carlos me puedo permitir "el lujo casi obsceno y miserable" de nombrar un retaurante del cual no me gustó la comida........, lo de miserable bueno, vamos a dejarlo así que tenia chorizo la de 30......, y lo de obsceno no se por que clase de comida lo dices, no estaba enterado de que existiesen mas servicios......,

En cuanto a los tiempos del feudalismo, si que ya los podríamos dar por termiados, pero por desgracia los del caciquismo........... en fin!!!, se ve que no teneis terrenito cerca de la playa para vender.

Me alegro que los clientes esos que teniais en el barco-bar ese del que hablas fuesen más considerados que nosotros, pero mira, aunque parezca mentira yo trabajo, y todos los días !!, incluso en verano, y pago mis letras, y mis recibos, y me toca los cojones que me timen, al igual que a mis amigos porque nos ganamos la pasta dignamente, y nos gastamos gran parte de ella en San Vicente y en O grove, que es donde nos gusta estar, y por eso algunos VIVIMOS AQUI TODO EL AÑO, DESDE HACE AÑOS, ESTAMOS EMPADRONADOS AQUI, Y PAGAMOS IMPUESTOS AQUI, Y HASTA VOTAMOS AQUI.

Así que la proxima vez que llegue la "manada" en el verano, yo particularmente los recibiré como personas NOBLES que son, además de el sustento de NUESTRA hostelería.

Anónimo dijo...

Tortilla para 6 en A Penela de A Coruña: aprox. 16 EUR, y mucho más rica que la del Chopo.

Anónimo dijo...

Que divertido es ser una chupipandi con blog y rajar publicamente de lo os venga en gana. Si os parece caro niñatos de 30 años pedis la carta la cotejais con la lista de precios verificada por la Xunta y punto pelota.
Menos tonteria que a nadie le gusta teclear san vicente en un buscador y encontrar a 20 pijillos que que piden 2 tortillas y les parece caro. En cuanto salio la estafa?? 3 euros por cabecita???? uuuhhhhhhhhhhh!! anda ya.

Anónimo dijo...

¡Que pesaos! Ya no me acordaba ni de este artículo...

Fdo. Un pijillo con página web.

Anónimo dijo...

A pesar de que el artículo sea de hace cierto tiempo y vista la polémica, una grovense de a pie quiere decir algo...
En primer lugar creo que cada uno es libre de hablar en su blog de lo que le venga en gana y sinceramente, si a mi me cobran 27 o 30 eurazos por una tortilla por muy educada que fuese la 'jefa' abria opinado, igualmente, que me han timado.

Por otro lao no me parece bien que en este mail que te han enviado se diga que los veraneantes vienen a ensuciar playas, causar destrozos y rayar coches... porque hay de todo en todos laos y los mayores destrozos para mi los causan los habitantes de este maravilloso pueblo en el que tengo el lujo de habitar.

ALBERTO dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Dos_Unobe dijo...

30€ una tortilla, vamos bien.

Lo que la dueña pensó:

Vamos a ver, son 20, si les saco 1 euro y pico a cada uno no se quejarán. Ale pues.

Lo que la dueña debería haber pensado:

Vamos a ver, son 20, si les cobro algo decente seguro que vienen todos los fines de semana y me gano 20 clientes fijos.

I+D en el tursimo! Viva!

Anónimo dijo...

Coñe, yo no me dedico a la hostelería, pero sí os digo que una de mis señoras tortillas, que me lleva hacerla más de una hora (y que por cierto está para chuparse y rechupetearse los dedos) no la vendería por menos de 30 eurazos ni de broma. Eso sí, la sonrisa se la regalaría.

Anónimo dijo...

jajaja qué panda de provincianos, catetos miserables

Anónimo dijo...

Me parece de muy mala educación, calificar a esos madrileños de provincianos o catetos miserables, por mucho que estén llorando el precio de una tortilla.

Pero vamos que de igual manera, me parecería mal que calificases a los de ese pueblito de aldeanos o de tortilleros especuladores, eh?

Anónimo dijo...

Me muero con el alioli del Pirata. Que rico por Diosssss.

roadie dijo...

Estimado propietario do Chopo e suposto autor do mail que lle enviaron ó administrador desta páxina:

eu nin son pijo nin son veraneante nin son nada máis que persoa que de cando en vez vai tanto a traballar como a folgar a San Vicente do Mar e seica entre a xente que veranea aquí hai de todo, os haberá con cartos de sempre regalados e os haberá que suaron pra gañalos. Pareceme unha barbaridade ese mail que lle adicou ó tal Carlos administrador desta páxina. En que mundo vive? En PrexuizoLand creo eu. Se navega por internet, coido que terá acceso, descobrirá que hoxe en día todo o mundo opina ou desopina sobre as atencións na hostelería, incluso as asociacións de hosteleros piden valoracións públicas sobre os negocios que rexentan. De este xeito, se das un bo servicio, tes boa fama e se o das malo, terás boa fama. Xa non é coma antes. Actualícese. Onde vostede lee as verbas dun "pijo acomodado" (valiente insulto dar por feito que é o autor e que non fai máis que delatar os seus prexuizos) eu leo as palabras dun cliente que opina e con razón. Coñezo moi ben os locales da zona e o Chopo non destaca como o mellor. Unha tortilla pra que custe 30 €, ademáis de grande ten que ser boa, senon nin no Hostal dos Reis Católicos en Compostela. A quen quere enganar??

Con actuacións como a súa só perxudica ós que vivimos do turismo no Grove, hai que dar bo servicio a bo prezo, e se os clientes son pijos ou kinkis non è problema seu.

Dende aqí animo a todos os visitantes da península do Grove a que coman peixe en Porto Meloxo ou no Muiño de San Vicente, carne no Sanzíbar e tapas no Cruce de San Vicente Vello. Copas no Vinilo e no Náutico de SV e bocatas de lomo con queixo na Taberna da Crus. O marisco mellor fora do paseo marítimo do Grove.

En fin, menos prexuízos, menos doble moral e máis e mellor servizo.

Anónimo dijo...

Carlos tes toda a razón do mundo,a dona non só é maleducada, estafadora e pufera, ademáis é unha autentica caradura e mentireira. E ben sei do que falo.

Anónimo dijo...

ES UNA DELINCUENTE FURTIVA Y FALTA DE HIGIENE, MAL EDUCADA Y SERIA BUENO UNA INSPECCION DE HACIENDA Y SANIDAD

Anónimo dijo...

14 de septiembre de 2013.

Lamentablemente no leí este blog antes de entrar en el referido restaurante "El Chopo"... veo que los años pasan pero lo malo permanece. La dueña del referido local tiene un comportamiento más propio de un frenopático que de un negocio de hostelería... insultos, quejas continuas porque se le llena el local y ella no tiene cuatro manos... INCREÍBLE... a los clientes de una mesa los mandó a tomar "por culo" (textual) porque después de una hora preguntaron si les iba a servir algo.. Chicote, ven a San Vicente do Mar, ¡esto huele a programazo!

Si esta señora tiene familia, por favor, que le pauten bien la medicación...

Anónimo dijo...

Desde luego fue una pena no haber leído los comentarios de este blog antes de entrar en el restaurante de esta señora. Ademas de un mal servicio y el precio disparatado por la comida, la falta de educacion fue lo que peor llevamos, una señora a berrido limpio con el camarero y con los clientes... Nunca jamas había puesto un comentario sobre un establecimiento pero desde luego nunca vi una cosa igual, así que con el chopo hare una excepción. después de esta mala experiencia solo espero ahorrarle a cualquier otra persona que se acerque a San Vicente una visita a este local. Carlos, totalmente de acuerdo contigo.

Mercedes dijo...

Es la primer vez que hago un comentario sobre un establecimiento, todo el mundo tiene derecho a cometer un errror, pero lo del chopo no tiene nombre.
Ayer fuimos a enseñarle a unos familiares la zona y no tuvimos más opción que comer en el chopo, ya que era el único que estaba abierto y frente a la playa. El trato de la dueña-encargada o lo que sea fue vejatorio, lo malo es que lo descubrimos una vez habíamos encargado. A una de las niñas le faltaban los cubiertos y tuvimos miedo de pedírselos, creo que con esto lo digo todo. Despues de comer a toda prisa, porque sus groserías con los clientes eran insoportables, nos llevamos una sorpresa tremenda porque nos cobró incluso por 6 cestas de pan que no vimos, pero no protestamos porque no queríamos ni dirigirnos ni a la dueña ni a la camarera.
Salimos del local, como la mayoría de clientes, disgustados, pero una de las niñas se encontró mal y nos pidió a dos adultos que la esperáramos porque tenía miedo para ir al baño. El comentario que hizo la camarera fue tan asqueroso que no voy a repetirlo aquí, de momento yo me considero persona y hay frases que no repito, sobre todo tratandose de niños.
Si queréis tener una experienia aterradora, con todos los extras, no os perdáis este restaurante. Además, si os quedais en la playa de enfrente, la experiencia dura todavía más porque sale gritando a todos los clientes. Vais a ver la terraza llena, porque a todo el mundo le pasa igual que a nosotros, pero Santo Tomás, una vez y nunca jamás, prefiero desplazarme al Grove.
Por cierto, con nosotros no tuvo ningún tipo de problema, encargamos, comimos, pagamos y nos fuimos, pero aún así, la forma de hablarnos a nosotros y al resto de clientes nos amargó el resto del día.